Tags

,

erlend

Quienes seguimos la carrera de Erlend Øye, estamos acostumbrados a sus cambios de forma: ya sea como parte del dúo Kings Of Convenience, en rol de frontman con The Whitest Boy Alive(banda ya disuelta) o como solista. Pero en todos esos proyectos no cambia su esencia, su siempre bienvenida calma, que transmite desde su voz y sus composiciones como ningún otro. Ese tono de voz que sin sobresaltos puede variar de estilo, pero siempre manteniendo una característica sobresaliente: su capacidad de provocar un estado de relajación y disfrute.
En su disco debut como solista, Unrest (2003), Øye exploraba magníficamente un pop electrónico suave y elegante. Con la edición de su nuevo trabajo Legao (bajo su propio sello Bubbles Records), el noruego se inclinó por un género que hasta ahora no había explorado: el reggae. Evadiendo los clichés, no eligió como destino para grabar su disco en Jamaica, sino que fue a Islandia donde tuvo varias sesiones de grabación acompañado por los locales Hjálmar, banda abanderada del género en ese país. El resultado son diez canciones fieles al estilo de Erlend Øye, pero en su mayoría con un toque reggae que les queda muy bien.
Legao comienza con ‘Fence Me In’, tema que escuchamos por primera vez en marzo de este año, en el que se resume el espíritu del disco: sonidos jamaiquinos (pero hechos en Islandia), acompañados de un aire folk y una serenidad contagiosa. “There’s poetry in every moment of the day”, canta Øye y nos convence. En ‘Garota’ y ‘Say Goodbye’ las cosas no cambian mucho, el ritmo y las melodías se fusionan de una forma inmejorable con la interpretación algo melancólica de Erlend. ‘Peng Pong’ suena como una brisa de verano, y tiene el mismo efecto relajante, mientras que ‘Bad Guy Now’ coquetea con el pop, sobre todo en su estribillo más clásico y directo. Ese coqueteo se confirma en “Save Some Living”, con un sonido que se acerca al de The Whitest Boy Alive.

Las canciones se suceden sin demasiados cambios, excepto por el track ‘Who Do You Report To’, en el que el piano es protagonista y la calidez es pausada por una balada simple pero efectiva. En ‘Whistler’ todo vuelve a la normalidad y el sonido reggae invade las melodías folk. Hacia el final aparece una de las joyas del disco: ‘Rainman’. Con una suave guitarra que se repite en toda la canción y una cadencia muy agradable, el tema nos desafía a escucharlo sin seguir el ritmo con nuestros dedos o cabeza. ‘Loving you is like waiting for the rain to come’, repite el estribillo y se graba en nuestro cerebro. El último tema del álbum, ‘Lies Become Part Of Who You Are’, habla de las mentiras y su peso, pero sobre todo de lo liberadora que es la verdad, en una melodía bastante plana, que sólo se ve enriquecida con la aparición de unos acordes de guitarra eléctrica hacia el final.

En general, podría decirse que Legao es un disco que encaja perfectamente en la discografía de Erlend Øye… quizás demasiado. No hay grandes sorpresas ni muchas canciones que se destaquen, porque el disco es bastante parejo. Si bien no va a defraudar a aquellos que buscan lo que generalmente Øye ofrece, puede llegar a decepcionar a los que esperaban algo más arriesgado. Sin embargo, ello no quita que el disco sea un excelente soundtrack para las tardes de verano que ya no parecen tan lejanas.

https://soundcloud.com/juan-kattan/sets/erlend-ye-legao

Advertisements