Tags

,

belleands-girlsinpeacetime

Cae la noche y Stuart Murdoch parece gritar desde lejos que se armó el baile. Guirnaldas, luces de colores, pisos flotantes, la disco de los ochenta, cantar a los gritos y bailar girando sobre nosotros mismos. Todo eso y más se siente cuando damos play al nuevo disco de Belle and Sebastian, lanzado el 19 de enero por Matador Records y haciendo su debut como productor Ben H. Allen (Animal Collective).


Dar un paso al costado después de tanto sondear su estilo, dar con algo nuevo, ponernos contra la pared y regalar un disco electrónico sin dejar de lado sus canciones orquestales. Eso hace Stuart Murdoch y compañía en Girls In Peacetime Want To Dance.


Los beats suenan y se expanden a lo largo del disco, logrando momentos de elevacióncasi de nirvana directos al corazón de los indies fanáticos de Belle andSebastian.


Entrar a un país extranjero es un gran plan si tienes ganas de explorarlo, sino quédate en tu casa y seguí haciendo las cosas de siempre. Belle and Sebastian hizo lo primero con su noveno disco: entraron, inspeccionaron, tomaron lo mejor de ese país extranjero y dieron un disco novedoso como inesperado.


La belleza no siempre tiene que ser la misma, la belleza muta y evoluciona a lugares insospechados. Larga vida a la mejor banda indie escocesa de los últimos tiempos.

Advertisements