Tags

,

soko

Stéphanie Sokolinski, mejor conocida como SOKO, lanzó en streaming su nuevo disco: My Dreams Dictacte My Reality (Babycat Records/Because Music, 2015), sucesor de I Tought I Was An Alien (2012), uno de los mejores discos que se pueden escuchar cuando tenemos el corazón roto.


Ahora deja atrás la chica que vivía de lágrimas para traernos su versión más rebelde, más combativa: se cortó el pelo, se lo tiñó de rubio, usa ropa negra de cuero, mira a la cámara para patear todo lo que hay detrás de ella, su pasado, sus fantasmas y sus miedos.


El giro que dio SOKO es impresionante. Nos regaló un disco que puede estar en el abismo del ridículo pero no, este no es el caso. Ella sabe cómo surfear sobre los márgenes y dar un disco que sorprende al primero que espera una producción como su álbum anterior.


Entren al nuevo universo de esta chica francesa que a sus 29 años, quiere ser una punky como si tuviese 17 años.

Advertisements